viernes, abril 20

P.D. Me gustas

viernes, abril 20
Libro: P.D. Me gustas
Título original: P.S. I Like You
Autora: Kasie West
Género: Young Adult
Editorial española: Plataforma Neo (marzo 2018)
Año: 2016
Origen: EEUU
ISBN: 978-84-17114-76-3
Páginas: 345
Puntuación: 7
Primeras páginas: Leer Aquí
Reseña: Lily es una adolescente que va al instituto y, en clase de química, se le ocurre escribir la letra de una canción en la esquina de la mesa. Para su sorpresa, al día siguiente alguien le ha dejado un mensaje que decide contestar. De esta forma, Lily empezará a dejarse cartas debajo de la mesa con un chico misterioso con quien comparte gustos musicales y empieza a abrirle su corazón. 

Cuando leí La distancia entre tú y yo de Kasie West, quedé prendada por cómo la autora consiguió atraparme por completo con la simpleza de su historia, sus personajes tan reales y esa naturalidad innata. Por ello, tenía muchísimas ganas de leer P.D. Me gustas y, aunque al principio me costó algo más conectar con sus personajes, finalmente he quedado más que satisfecha porque la historia va in crescendo y acaba enamorándote por su espontaneidad y sencillez.

La historia de P.D. Me gustas se centra en cómo Lily intercambia cartas con un chico desconocido. Para Lily, las conversaciones con el misterioso destinatario se convertirán en su mayor ilusión, ya que comparten gustos similares, intercambian confidencias, se entienden perfectamente y entre ellos hay una sintonía muy especial. Argumentalmente, se trata de una novela que arranca sin hacer mucho ruido, ya que la protagonista se cartea con alguien y sus conversaciones tampoco me parecían muy trascendentales. No obstante, el libro mejora considerablemente cuando Lily empieza a tener curiosidad por saber quién es el destinatario, y gestionar sus sentimientos que se van desbocando se convertirá en un auténtico dilema para ella. En mi opinión, la historia está muy bien construida porque la relación se va cociendo poco a poco, al igual que los sentimientos y las emociones, aunque por otra parte mejoraría algunos detalles como, por ejemplo, darle un poco más de intriga a descubrir quién es el chico misterioso y la curiosidad tardía de Lily por querer saber la identidad de su amigo por correspondencia. De hecho, la identidad del chico misterioso era bastante predecible y no me pareció muy creible que sabiéndolo tanta gente, los protagonistas tardaran tanto en darse cuenta de quiénes eran.

Como comentaba anteriormente, el romance de este libro transcurre poquito a poco y resulta muy bonito ser partícipe de cómo fluyen los sentimientos de dos jóvenes que se gustan simplemente por las palabras y su interior, sin saber cómo son físicamente. En ese aspecto, el libro me ha encantado porque no estoy acostumbrada a leer novelas young adult donde la protagonista no se enamore de lo macizo que está el típico tío bueno del instituto.

Aparte del romance y la rutina de instituto, P.D. Me gustas también se centra en las relaciones familiares y de amistad. No se trata de un libro donde haya drama y, en ese sentido, estoy muy contenta porque por fin nos encontramos con una familia normal, divertida y sin problemas. El ambiente que se respira en casa de Lily es muy positivo y entusiasta, me ha encantado la generosidad de los padres y lo monos que son los hermanos pequeños. Lo mismo ocurre con Isabel, mantiene una amistad sana y verdadera con Lily, una amiga en quien confiar, poder desahogarse y contar con ella en los momentos difíciles.

Narrado en la voz de Lily, P.D. Me gustas es un libro donde predominan los diálogos y además contiene muchos fragmentos epistolares, ya que la protagonista tiene un amigo por correspondencia. La pluma de Kasie West es muy ágil y fresca, no se detiene en descripciones y una de sus grandes virtudes son las conversaciones que mantienen sus personajes dotadas de naturalidad, diversión y ese toque más serio cuando se tratan temas más profundos.

En definitiva, P.D. Me gustas es un libro de romance adolescente donde su protagonista abrirá su corazón sin medida y compartirá sus intimidades y miedos profundos con un mero desconocido. Un título sentimental, romántico y con unos personajes adorables que te invita a creer en el amor verdadero que surge de la amistad y el roce diario, y no de una simple atracción física.

Otras reseñas relacionadas:

miércoles, abril 18

Fuimos canciones

miércoles, abril 18
Libro: Fuimos canciones
Bilogía: Canciones y recuerdos #1
Autora: Elísabet Benavent
Género: Romántica
Editorial: SUMA (abril 2018)
Año: 2018
Origen: España
ISBN: 978-84-08-18148-4
Páginas: 512
Puntuación: 8
Primer Capítulo: Leer aquí
Reseña: Macarena es la asistente de una influencer de moda. Aunque le encanta su trabajo, lidiar con su jefa es una auténtica pesadilla por su arrogancia, el trato humillante que recibe y los caprichos que debe satisfacer. Su vida en Madrid no le va tan mal, ya que a menudo suele salir para desahogarse con su mejores amigas Adriana y Jimena.  

La vida amorosa de Macarena está marcada por su ex Leo. Desde hace tres años no ha vuelto a tener ninguna relación seria, aunque sí ha tenido algunos escarceos amorosos con otros hombres. Aunque la ruptura con Leo está superada, cuando se encuentra con él en Madrid acompañado de otra influencer del gremio, a Macarena se le abrirán viejas heridas. 

Estamos ante la primera entrega de la última bilogía de Beta Coqueta. Una historia fresca que trata sobre primeros amores, decepciones, rupturas, rencores, venganzas, recuerdos y, sobre todo, sentimientos. Un libro que se centra en la historia de amor de su protagonista Macarena, pero también en las de sus mejores amigas Adriana y Jimena, así como en la amistad de las tres mujeres y sus divertidísimos encuentros para contarse sus intimidades y tomar cervezas.  

En cuanto al argumento, Fuimos canciones es un libro muy bien estructurado, ya que la autora va alternando la historia de amor de Macarena con las de Adriana y Jimena. De esta forma, el libro resulta muy dinámico porque vamos conociendo los romances de cada una de ellas y, como son tan diferentes entre sí, la lectura te acaba atrapando por completo. Además, las profesiones de sus personajes también juegan un papel fundamental en el libro, ya que Macarena es asistente de una influencer, Adriana vende vestidos de novia y Jimena es editora. Lógicamente, el peso de este libro recae en la parte romántica pero es cierto que me ha gustado muchísimo que en la trama se incluyan las tareas que desempeña Macarena como asistenta y su relación con una influencer de moda tan soberbia. 

De la historia de amor, cabe destacar que no estamos ante la típica pareja que se conocen y se fragua su romance, sino ante una relación totalmente rota y con un pasado difícil de olvidar. Se trata de una historia diferente porque ellos no quieren estar juntos, sino pasar página, perdonarse y poder seguir adelante con sus vidas. Como podéis imaginar, en este libro hay muchas emociones, sentimientos y dolor, ya que no trata sobre la ilusión de un amor, sino del sufrimiento de la ruptura aun estando enamorado y del rencor de no haber aceptado que la relación llegara a su fin. En este sentido, Fuimos canciones me ha encantado porque aborda la parte más amarga de una relación, centrándose en los recuerdos, reencuentros, celos, miedos, venganzas y decepciones, pero sin llegar al dramatismo, ya que en general es un libro bastante divertido.

Fuimos canciones contiene escenas eróticas que fluyen de forma muy natural y son bastante explícitas, sin llegar a la vulgaridad. En mi opinión, encajan muy bien con la historia y la autora no abusa de ellas, así que considero que este tipo de escenas aparecen en su justa medida.

En referencia a las relaciones de amistad, el punto cómico de Fuimos canciones lo protagoniza el trío formado por Macarena, Adriana y Jimena. He disfrutado muchísimo con sus confidencias, conversaciones de whatsapp, su cercanía y el apoyo que se dan mutuamente en los momentos más difíciles. En este tipo de libros, me gusta cuando hay amistades verdaderas como éstas en las que más que amigas, las chicas son como de la familia, puesto que siempre están ahí para lo bueno y lo malo. 

Por mi reseña, podéis intuir que mis personajes preferidos son Macarena, Adriana y Jimena, aunque esta última es la que más veces me ha hecho reir por su descaro y creencias. Leo, como protagonista es interesante pero su actitud y comportamientos muchas veces no me agradaban. No obstante, cuando leía los capítulos desde su perspectiva, pude entender un poco su forma de actuar, aunque no la comparto del todo. Otros personajes a destacar son Pipa, Samuel, Raquel y Julia, de quienes me apetece saber más en el siguiente libro.

Narrado en primera persona por Macarena, este título también incluye algunos capítulos en la voz de Leo y, cada uno de ellos, toma el título de una canción, con lo cual nos encontramos con lista de reproducción que, en mi opinión, es muy variada y acertada. De Beta Coqueta ya leí Mi isla y quedé muy satisfecha con su escritura, ya que sus libros contienen frases que te llegan al corazón por transmitir verdades y sentimientos con los que es muy fácil sentirse identificada. En el caso de Fuimos canciones, lo que más me ha gustado es ese aire nostálgico que se respira durante toda la novela, ya que el pasado deja marcada a nuestra protagonista y, por tanto, acaba evocando en el lector muchos recuerdos y remueve sentimientos que te hacen pensar que efectivamente lo que fuimos da sentido a lo que somos.

En definitiva, Fuimos canciones es una historia divertida, romántica y con amistades verdaderas, pero sobre todo un libro de emociones y nostalgia que te hace rememorar las vivencias del primer amor. Un título intenso, rebosante de sentimientos y con un toque cómico que te dejará con muchas ganas de leer su desenlace Seremos Recuerdos.

lunes, abril 16

Lecturas marzo 2018

lunes, abril 16

Instagram @estanteriadecho
Contra todo pronóstico, marzo ha sido un mes lector maravilloso y es que Bambú se ha venido arriba leyendo 9 libros y Cho Hakkai 4. Además, por las noches también compartimos lecturas con nuestro pequeño y, en adición, leímos 4 cuentos infantiles con él. 

1. No mires ahora y otros relatos de Daphne Du Maurier (Leer reseña). Se trata de un compilatorio de relatos de terror que me causó muy buena impresión por sorprenderme con sus giros finales. No me dio miedo pero me dejó con ganas de leer más obras de esta autora. (Bambú)

2. El futuro es femenino de Sara Cano (Leer reseña). En marzo se celebra el día de la mujer y qué mejor libro que este para reivindicar nuestros derechos a través de unas historias cotidianas llenas de verdad y experiencias que todas hemos vivido alguna vez. Muy recomendable. (Bambú)

3. Las mariposas también dejan huella de Duna Alba (Leer reseña). Leí este libro en un Book Tour que organizó su autora. Me enganchó mucho por ser un thriller juvenil fresco con enredos, secretos y una ambientación elitista muy seriéfila. (Bambú)

4. La promesa más oscura de Gena Showalter (Leer reseña). Decimotercer libro de una serie sobrenatural romántica que, bajo mi punto de vista, no es muy seguida en España pero que merece la pena por sus personajes, tintes mitológicos e historias románticas. Un libro super ligero de leer. (Bambú)

5. El largo viaje a un pequeño planeta iracundo de Becky Chambers (Leer reseña). Un libro de ciencia ficción que se centra mucho en las interacciones entre los tripulantes de una pequeña nave. Me ha encantado y estoy convencido de que puede gustar a lectores de cualquier género. (Cho Hakkai)

6. Jurgen de James Branch Cabell (Leer reseña). Se trata de una sátira de fantasía épica muy peculiar, tanto por su historia como por su narrativa antigua. Me costó cogerle el hilo por su humor pero, una vez que te acostumbras al estilo, tiene su gracia. (Bambú)

7. Oni de Sergio Vega (Leer reseña). He disfrutado muchísimo con la lectura de este libro porque nos encanta la cultura oriental y, además de una ambientación cuidada con maestría, goza de un argumento muy interesante cargado de misticismo y honor. (Cho Hakkai)

8. ¿Y a ti qué te pasa? de Megan Maxwell (Leer reseña). Este título me duró un par de días y es la continuación de ¿Y a ti qué te importa?, aunque pueden leerse de forma independiente. Los libros de esta autora son muy adictivos por su frescura, cercanía, amores y amistades. Me lo he pasado fenomenal leyéndolo y, por supuesto, seguiré atenta a todas sus novedades. (Bambú)

9. El tiempo de los magos de Cressida Cowell (Leer reseña). De la autora de Cómo entrenar a tu dragón, este libro de fantasía infantil lo leí para una lectura conjunta que organizó Boolino y Roca Editorial. Me gustó mucho su ambientación, los toques cómicos y la inclusión de guerreros, magos y brujas. Me ha parecido un buen comienzo de serie y con unos personajes que pueden dar mucho juego por su carisma. (Bambú)

10. El amor y la lectura de Silvia Tarragó (Leer reseña). Se trata de un relato de amor ambientado en Sant Jordi. No tenía muchas expectativas por su corta duración pero finalmente me conquistó por las recomendaciones literarias y que la librera transmitiera su pasión por la lectura, ya que me sentí muy identificada. (Bambú)

11. Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll (Próximamente reseña). Leímos este clásico para un Club de Lectura al que asistimos, ya que hace bastante tiempo que está en nuestras estanterías y teníamos mucha curiosidad por leer la versión original, ya que hemos leído muchas adaptaciones en nuestra vida. A grandes rasgos, nos decepcionó mucho, ya que tenemos muy interiorizado la versión Disney y el original nos ha dejado un sabor amargo. (Bambú y Cho hakkai)

12. Atlas de los lugares literarios de Cris F. Oliver (Leer reseña). Este Atlas es un regalo para los fans de los mapas literarios. Un libro ilustrado con un estilo muy personal para deleitarnos con curiosidades sobre nuestros mundos favoritos como Hogwarts, Tierra Media o Narnia. Sin duda alguna, una joyita que guardaré con mucho cariño. (Bambú)

13. Siega de Neal Shusterman (Leer reseña). Cuando pensaba que la literatura juvenil ya no era lo mío o, simplemente, me estaba haciendo mayor para ella, llega Siega para demostrarme el verdadero poder del género. Un libro que gustará a todos sus lectores. (Cho Hakkai)

En cuanto a libros infantiles, este mes nos hemos divertido con las aventuras de El caballero Nick y el dragón, un cuento con moraleja que transmite valores como la valentía y la bondad. En ¡Fergal echa humo! hemos conocido a un dragoncito que no puede controlar su ira y le acarreará más de un problema, así que los más pequeños aprenderán junto a Fergal que los berrinches no son buenos. Una sopa 100% embrujada es un cuento con viejos conocidos que invita a los más pequeños a comer alimentos sanos a través de una historia muy divertida y con final inesperado. Cuentos menuditos con pictogramas es un recopilatorio de ocho cuentos populares ideal para los más pequeños por su formato de páginas en cartoné y los cuentos tan cortitos. Además, es un libro con el que nuestro hijo ha interactuado muchísimo gracias a los pictogramas.

domingo, abril 15

Entrevista Zoilo Andres

domingo, abril 15

Hoy os traemos una entrevista muy especial, pues os queremos presentar a un autor que ha entrado en el mundo editorial pisando fuerte, quedando como primer finalista del I Premio de Novela de Ciencia Ficción Ciudad del Conocimiento, gracias a su obra El nuevo orden de las cosas, un libro buenísimo que tuvimos la oportunidad de leer y os invitamos a que leáis la reseña. Estad bien atentos a los pasos de este autor pues, en nuestra opinión, tan solo es cuestión de tiempo que otras editoriales se interesen y pugnen por sus próximos trabajos. Ahora tenemos una oportunidad de oro para conocer mejor a Zoilo Andrés

Bienvenido, Zoilo. Muchísimas gracias por concedernos tu inestimable tiempo. Acomódate que estás en tu casa.
Hola Cho, hola Bambú. Gracias a vosotros por esta invitación. Es un placer.

:) Allá vamos!!

El nuevo orden de las cosas es una novela finalista del I Premio de Novela de Ciencia Ficción Ciudad del Conocimiento ¿Formaba parte del concurso que la obra del primer finalista también se publicara o te lo propusieron por algún motivo en especial?
Pues efectivamente, como en Los Inmortales, solo podía quedar uno. De hecho el ganador del premio fue Miguel Ángel Pérez Oca con su novela El silencio de las estrellas. Sin embargo debió de haber un intenso debate en el seno del jurado sobre cuál de las dos novelas debía alzarse con el galardón... Finalmente se decidió que mi novela El nuevo orden de las cosas quedara como finalista. Pero como gustó tanto, no solo al jurado sino a los miembros del comité de preselección, y les pareció que estaba bien escrita, bien construida, etc. propusieron a Editorial Premium, que convocaba el premio, que no dejaran pasar la oportunidad y la publicaran también. Editorial Premium no se lo pensó y muy pronto comenzamos toda la labor de edición hasta que finalmente se publicó en octubre de 2017.

Seguimos con tu novela ¿La escribiste pensando en participar en el certamen o ya la tenías escrita cuando supiste de la existencia del concurso? ¿Cuánto tiempo invertiste en escribirla?
Inicialmente comencé a escribirla sin ningún objetivo concreto, con cierta calma y sin ningún tipo de condicionante. Pero cuando empezó a tomar cierta forma y volumen me planteé presentarla a algún certamen. Vi la convocatoria del I Premio de Novela de Ciencia Ficción Ciudad del Conocimiento, estimé que me podría dar tiempo a terminarla, y entonces sí me zambullí de lleno en la piscina, a toda prisa. Puede que tardara en total un año y medio, con muchísimos parones. En realidad, en tres meses escribí más del 60%, y con ese condicionante al que antes me refería: las bases del premio fijaban una extensión máxima de 300 páginas. De no ser por esto la novela habría sido algo más larga de lo que finalmente ha sido.

En cuanto a ti, como autor, nos gustaría saber desde qué edad llevas escribiendo y qué te impulsó a escribir por primera vez.
Si echo la vista atrás diría que llevo escribiendo desde que tengo uso de razón, pero no fue hasta los 19 años que escribí una serie de cuentos para adultos donde se puede intuir que apuntaba maneras. Luego continué escribiendo con mucha intermitencia relatos, poesía... pero nunca nada muy extenso y realmente planeado. Fue con El nuevo orden de las cosas cuando decidí ponerme a prueba, someterme a un proyecto importante en número de páginas y en la complejidad del argumento, y a la valoración de un jurado profesional.

Centrémonos en tu libro. A nivel argumental, lo dejas todo bien atado ¿Pensaste todo el libro de principio a fin antes de comenzar a escribir o recurriste a inspiraciones sobre la marcha?
Ambas tácticas son las que he empleado y empleo. Primero hago un borrador de una o dos páginas donde resumo lo que quiero que pase de principio a fin, así como los protagonistas más principales. Esto me sirve de mapa del tesoro, pero realmente cada trama, cada personaje o cada giro argumental son cosas que van surgiendo a medida que voy escribiendo. Unas tramas dan origen a otras que ni por asomo podría haberme planteado de primeras... Al final, lo orgánico del proceso es justamente lo que más me motiva y lo que me parece más divertido y placentero como escritor: Dejar que los acontecimientos y los propios personajes tomen vida propia y que sean ellos quienes me sorprendan. Precisamente sobre la marcha surgió también la idea de construir una novela coral, donde hay varios personajes y varias tramas aparentemente desconectados entre sí pero que al final confluyen y dan sentido y carácter a la novela.

Los personajes de tu novela son el alma de tu trabajo ¿Qué personaje odias más y a cuál le tienes más cariño y aprecio?
Realmente no odio a ninguno, pero sí que tengo cierta predilección más por unos que por otros. De los protagonistas, me quedo con todos, pero especialmente con Elvira. Si todos son complejos y vulnerables, quizá ella es además la más enigmática de todos, y también la más poderosa psicológicamente hablando. Por supuesto, no puedo dejar de mencionar al otro gran protagonista, Arkan. Sin él, nada tendría sentido...

Ya que hablamos de tus personajes, ¿te has inspirado en el físico de algún familiar, amigo o actor para crear alguno de ellos? 
Físicamente no me he inspirado en nadie, al menos conscientemente. Además la parte física de los personajes, se puede ver en la novela, tampoco es relevante ni me interesa especialmente; aunque al lector siempre le gusta y le ayuda este tipo de descripciones, y por eso siempre doy algunas pinceladas de cómo son en apariencia. Donde sí he tenido una base importante de inspiración es para todos los rasgos psicológicos. Aquí no hay nadie concreto que me haya servido de modelo, sino que todos y cada uno de los personajes son un compendio de experiencias que me han contado, de las circunstancias y formas de ser de gente que he conocido y, por supuesto, de muchos aspectos y acontecimientos que yo mismo he vivido.

Hablemos de la portada de tu libro. ¿Te preguntaron sobre el diseño que te gustaría o la editorial realizó el encargo a su criterio?
La portada es obra de la ilustradora Cecilia G.F. Editorial Premium tenía algunas ideas que compartieron conmigo y finalmente se decidió que un androide sobre un paisaje nevado donde las auroras boreales iluminan el cielo nocturno era la que le daba cierta representatividad y gancho a la portada, así como que venía a ilustrar uno los pasajes o elementos importantes de la novela.

El nuevo orden de las cosas es un título de ciencia ficción ¿Por qué te aventuraste a escribir un libro de este género?
Tengo que decir que siendo Ciencia Ficción, esta es bastante blanda. La acción se desarrolla en un futuro distópico cercano donde los elementos de ciencia ficción son, creo yo, bastante plausibles, bastante creíbles. Por eso invito a quienes no sean seguidores de este género a que no dejen de darle una oportunidad a mi novela. Los elementos fantásticos están pero están en segundo plano y de manera discreta, siempre supeditados a la trama general. Prácticamente no hay terminología ni explicaciones científico-técnicas, que personalmente creo que pueden abrumar más que aportar algo al lector en este caso. Así que siendo Ciencia Ficción, siendo distopía, sobre todo diría que es una novela para pasárselo bien, también una novela de acción, para reflexionar sobre el papel del ser humano en un mundo que tiende cada vez más a la conectividad y a la simbiosis con la tecnología, para reflexionar sobre el protagonismo de las empresas y corporaciones que lo saben todo de nosotros, para imaginar qué pasaría si de la noche a la mañana dejaran de funcionar los móviles, los satélites, la televisión o el interruptor mismo de la luz.

¿Has escrito alguna otra obra además de El nuevo orden de las cosas? ¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto?
Como os comentaba antes, lo que he escrito anteriormente son cuentos y relatos, pero esta novela ha supuesto mi primer reto importante como escritor y, afortunadamente, mi primer éxito en cuanto a conseguir que se publique por un sello editorial. Ahora mismo tengo dos ideas en la cabeza, una en la línea de la novela histórica y otra de corte fantástico. Sin embargo no encuentro el momento de comenzar a escribirlas... Sí que no me gustaría que acabase este año sin haber escrito una de ellas.

¿Podrías nombrar algunos de tus autores preferidos y una cualidad que te guste de cada uno?
Mi autora favorita es Almudena Grandes. Devoro todo lo que publica y podría decir que es su forma de escribir, su estilo, el que más me ha influenciado formal o estéticamente hablando.
Por Isaac Asimov también tengo predilección, por su imaginación y, en oposición a Almudena Grandes, por su capacidad de síntesis sin por ello dejar de contar muchísimas cosas.
Por último, no puedo dejar de mencionar a Tolkien. Sobre él y sobre El Señor de los Anillos, sobran los calificativos.

¿Y algunos libros que te llegaron al alma? ¿Por qué?
Voy a repetir a algunos de los autores que antes he mencionado antes pero no tengo más remedio:
- El misterio del solitario, de Jostein Gaarder, es uno de mis libros favoritos. Cuando lo leí siendo adolescente tuvo la capacidad de absorberme y de inquietarme como ningún libro lo había hecho antes.
- Los aires difíciles, de Almudena Grandes. Creo que es el libro con el que, al terminar, me dije "yo quisiera escribir algo así y hacerlo igual de bien".
- El Señor de los Anillos, de J.R.R. Tolkien es el universo fantástico más fascinante de cuantos he podido leer.
- El juego de Ender, de Orson Scott Card, es también otro de mis libros favoritos por ser tan visionario, por su retrato psicológico del protagonista, y por el giro argumental tan sorprendente, que yo al menos ni me esperaba.

Nos llamó muchísimo la atención el personaje Otto y lo que consigues ligar tu libro con el arte de la pintura. ¿Te documentaste sobre pintura moderna para hablar con tal naturalidad?
Otto es el personaje preferido de muchos de mis amigos, pero también el que menos le gusta a mi madre, jaja. Necesitaba un personaje que reuniese su atractivo, su juventud, pero también todas sus taras, que a mí me parecen, no todas por supuesto, maravillosas y muy propias de los creadores y artistas, ya sean pintores, compositores, escritores, directores de cine o diseñadores de moda, por ejemplo. En la novela tuve que documentarme sobre muchas cosas, sobre las tormentas solares, sobre Canadá o sobre Siberia, lugares donde nunca he estado, pero fue relativamente fácil y divertido. En cambio sobre pintura todo fluyó con naturalidad ya que el arte en general y la pintura en particular me encantan, y soy un friki de los museos.

Si El nuevo orden de las cosas fuera un disco de música, ¿cuál sería?
Pues no es un disco, pero sí es una lista de reproducción que creé en Spotify (link de la lista) y Youtube (link de la lista) con canciones que me gustan y que representan de alguna forma los capítulos y personajes que los protagonizan.

Ahora que El nuevo orden de las cosas se ha consolidado y tras ver la reacción de tus lectores, ¿cambiarias algo de tu obra?
No cambiaría nada, pero sí que me habría gustado alargar la novela dos o tres capítulos más, para contar alguna cosa de forma más reposada.

Por desgracia, ya hemos abusado demasiado del tiempo de Zoilo Andrés y no tenemos más remedio que despedirnos. Reiteramos nuestro agradecimiento por concedernos la entrevista y aprovechamos la ocasión para desearte el mayor de los éxitos tanto en tu carrera de escritor como en todos los ámbitos de tu vida.
Muchas gracias a los dos. Dejadme que os felicite por vuestro blog y por ese perfil de Instagram que tanto me gusta y, sobre todo, que os agradezca la labor que hacéis con todas vuestras reseñas y también abriendo esta ventana a escritores noveles como yo, que de otro modo tenemos muy difícil conseguir que nuestras obras se conozcan. Gracias, de verdad.

Un abrazo, amigo!! Esperamos ver pronto publicados más de tus trabajos.

Otras entradas relacionadas:
- Reseña de El nuevo orden de las cosas

sábado, abril 14

Mi día. Primeras palabras

sábado, abril 14
Libro: Mi día. Primeras palabras
Título original: My Day. First Words
Traducción: Verónica Taranilla
Ilustradora: Marilyn Janovitz
Género: Cuento, infantil, ilustraciones
Editorial: Picarona (marzo 2018)
ISBN: 978-84-9145-119-8
Páginas: 40
Formato: Encuadernación cartoné, páginas de papel
Edad: Primeros lectores
Primeras páginas: Leer aquí
Reseña: Mi día. Primeras palabras es un libro ilustrado donde, por lo normal, en cada par de páginas se plasma una escena de la rutina diaria de los más pequeños de la casa, desde que se levantan hasta que se van a dormir por la noche; todo ello, indicando el nombre de los objetos más comunes que puedan reconocer. Los apartados que abarcan son: despertarse por la mañana, desayunar, asearse, vestirse, jugar, en la cocina, por la calle, en el parque, en el mercado, almuerzo, en el jardín, cena, baño, juegos antes de ir a la cama y hora de acostarse.


Las ilustraciones se caracterizan por sus tonos en pastel y algunos efectos de coloreado con lápices. El dibujo de los personajes me recuerdan un poco al estilo de Caillou y la familia que se describe en este título está compuesta por dos hermanos (niño y niña), un bebé y su padres. La presencia de un bebé y unos hermanos entre los caracteres me parece imprescindible para captar la atención del público objetivo pues, en gran medida, sus lectores empatizarán con sus personajes al sentirse identificado con alguno de ellos.

Nuestra experiencia de Mi día. Primeras palabras ha sido con nuestro hijo de dos años. Al inicio nos pareció un título complicado de leerle porque, más que un cuento, es un libro para que aprenda a mencionar objetos que suelen estar muy presentes en su día a día. Mi error a la hora de probar el cuento con él fue la de tratar de mencionarle cada objeto que se detalla en el libro, pues no logré captar su atención entre tanto concepto. Afortunadamente, pude enmendar mi error cuando recordé un capítulo que vi con él de Peppa Pig en el que Papá Pig le contaba a sus cerditos un cuento, sólo mencionando la rutina diaria del personaje. De esta forma, probé a realizar una primera lectura con mi hijo, únicamente explicando brevemente la parte del día; por ejemplo: “es la hora de despertarse y todos se levantan de sus camas y el bebé de su cunita” y, posteriormente, pasar a la siguiente página. Tras leer el libro varias veces de esa manera tan rápida y sencilla, comencé a mencionarle algunas palabras y, de hecho, otras me las indicó mi hijo. Tras varios días leyéndolo, mi hijo es conocedor de que en Mi día. Primeras palabras, le espera una lectura rápida de la que, además, no tardó en aprender nuevas palabras como “leche”, “cama”, ”plato”, “tren”, “yogur” y cada día me sorprende con nuevas incorporaciones en su vocabulario.

Curiosamente, este libro es el que más quiere leer últimamente y se está convirtiendo en uno de sus favoritos. El gran problema es que las páginas son finitas y debemos tener mucho cuidado porque no queremos que lo acabe rompiendo. Por ello, consideramos que al ser un libro dirigido a primeros lectores, quizás hubiera sido mejor optar por una edición con páginas de cartón para que pudieran manejarlo sin partirlo.

Mi día. Primeras palabras es un álbum ilustrado con el que los más pequeños, sin ser conscientes de nuestra intención, podrán aprender palabras de objetos muy familiares porque representa escenas ligadas a su día a día y empatizarán en gran medida con sus personajes.

¿Te gustan los cuentos infantiles? Visita nuestra sección de pequereseñas

jueves, abril 12

La última en enterarse

jueves, abril 12
Libro: La última en enterarse
Título original: Last to know
Serie: Willow Creek #1
Autor: Micalea Smeltzer
Traducción: Sandra de Lamo
Género: New Adult
Editorial: Red Apple Ediciones (marzo 2018)
Año: 2015
Origen: EEUU
ISBN: 978-84-948137-2-6
Páginas: 315
Puntuación: 6
Reseña: Maddox y Emma son dos jóvenes que se conocen una noche en un concierto. Aunque se atraen mutuamente, Emma se muestra un poco reticente y no intima con él pero se encuentran tan agustio juntos que empiezan a quedar a diario.

La relación de Maddox y Emma va despacio y entre ellos existe una conexión especial; sin embargo, hay secretos muy difíciles de contar y, aunque pretenden ser sinceros, Maddox y Emma tendrán que desnudar por completo sus corazones si quieren que su relación siga adelante. 

La última en enterarse es un libro New Adult de lectura sencilla, argumento muy fiel al género y personajes con un pasado tormentoso que, por supuesto, dan mucho juego. Además, se trata de un título donde la música y la lectura están muy presentes, concediéndole una ambientación juvenil muy fresca y actual. A grandes rasgos, es un libro que me ha parecido entretenido pero también es cierto que no aprovecha lo suficiente todo el potencial que realmente tiene y, a continuación, os lo iré desgranando a lo largo de la reseña.

Argumentalmente, La última en enterarse arranca con una fuerza descomunal, mostrándonos a dos adolescentes que pasan las vacaciones de verano juntos y, poquito a poco, se van enamorando no sólo por la atracción física, sino por la conexión tan especial que existe entre ellos. Una relación de amor que se cuece a fuego lento, con sentimientos verdaderos y una serie de problemas arrastrados del pasado que amenazan con enturbiar este romance tan idílico. A nivel historia, este título nos ofrece un romance prometedor por la buena sintonía de los personajes, la ambientación veraniega y la sombra de un pasado oscuro. Sin embargo, he tenido la sensación de que la historia avanzaba muy lentamente y me han faltado más enredos, giros y emociones. Por ejemplo, a lo largo del libro, Maddox oculta algo relevante a Emma y, bajo mi punto de vista, es un elemento que se podría haber explotado muchísimo más haciendo uso de la intriga y los sentimientos. 

En cuanto al romance, al principio me gustó la buena sintonía que existe entre ellos pero, posteriormente tuve la impresión de que se quedan algo estancados. Es cierto que la relación no avanza rápido por diversos motivos bien argumentados pero, personalmente prefiero los amores más tortuosos donde hayan discusiones, reconciliaciones y la pareja den mucho más juego. En este sentido, Maddox y Emma me han parecido una pareja muy pacífica, tranquila y sosegada. Lógicamente, son chicos jóvenes con miedos, celos, dudas y algo inexpertos en el terreno amoroso, pero por el perfil de Maddox, esperaba una relación más intensa y pasional.

Haciendo eco de su etiqueta New Adult, La última en enterarse tiene un trasfondo emocional que radica en el pasado de los protagonistas. Es muy típico en este tipo de libros encontrarnos con que los personajes han sufrido en el pasado debido a problemas familiares y haber tenido una infancia difícil. En este libro, tanto Maddox como Emma tienen ese sentimiento y, aunque no me han llegado interiormente sus historias, me ha gustado que ese pequeño detalle los uniera un poco más y se sintieran cómodos tratando esos asuntos tan delicados. 

En referencia a los personajes, debo admitir que los protagonistas me han parecido demasiado buenos, tranquilos e, incluso, ñoños. En una relación, siempre me gusta que haya alguien con carácter fuerte que propicie situaciones de discordia, pero en La última en enterarse todo es tan pacífico que me parecieron hasta insípidos. En general, tanto Emma como Maddox tienen un perfil correcto y sus conversaciones son muy divertidas, pero me han llamado más la atención otros personajes como Sadie, Mathias o Ezra por su personalidad.

Narrado en primera persona por Emma, la pluma de Micalea Smeltzer brilla por su agilidad y sencillez, resultando una escritura muy cotidiana, llena de diálogos y que se lee bastante rápido. Además, es un libro que contiene citas muy bonitas, para enmarcar, y algunas referencias que han congeniado muy bien con mis gustos cinéfilos. No obstante, me ha faltado que la autora también incluyera referencias a libros y música, puesto que como dije anteriormente son temas que están muy presentes a lo largo de la historia.

En definitiva, La última en enterarse es un título new adult con un romance que se cuece a fuego lento, una historia de amor verdadero y una carga emocional con secretos del pasado. Un título que, pese a pertenecer a una serie, puede considerarse autoconclusivo, ya que los siguientes libros tendrán como protagonistas a otros personajes.

martes, abril 10

El amor y la lectura

martes, abril 10

Libro: El amor y la lectura
Autora: Silvia Tarragó
Género: narrativa contemporánea
Editorial: Comanegra (marzo 2018)
Origen: España
ISBN: 9788417188382
Páginas: 104
Puntuación: 7
Reseña: Jordi es un hombre divorciado de cuarenta años que, por sus circunstancias personales, ha tenido que volver a vivir con su madre y separarse de sus hijas. Lógicamente, no lleva muy bien su nueva vida y, para animarlo, su madre le regala un libro el día de su santo.

Por otro lado, Ana es una librera que, al quedarse en desempleo, decide emprender su propio negocio abriendo una librería. Apasionada de la lectura, Ana recomienda libros a sus clientes y, cuando la madre de Jordi acude a la tienda, ésta no duda en recomendarle un título para una persona que ha perdido la ilusión por la lectura.

Es curioso cómo un libro de tan corta duración me ha causado tan buena impresión, probablemente se debe a que sus protagonistas son personas reales y tratan sobre un tema que tanto me apasiona como es la lectura. De todos modos, El amor y la lectura me ha sorprendido gratamente no sólo por la sencillez de su historia, sino también por los títulos que recomienda, la historia de amor tan casual y la pasión por la lectura que muchos, a lo largo de nuestra vida, llegamos a perder debido a los estudios, el trabajo, las obligaciones familiares y, en definitiva, la falta de tiempo.

Ambientado en Sant Jordi, El amor y la lectura es un libro con una historia cotidiana donde dos personas normales cruzan sus caminos gracias a los libros. Dos adultos maduros que se atraen y que empiezan a quedar con la excusa de hablar de libros, un tema que cada vez los une más y torna sus conversaciones mucho más interesantes en cada encuentro. Más que la historia de amor, porque en realidad es bastane sencilla y previsible, lo que más me ha gustado de este libro es cómo Ana, gracias a sus recomendaciones, consigue que Jordi se vuelva a interesar por la lectura. En ese aspecto, me he sentido muy identificada porque mis amigos y familiares no leen y, a veces, cuando les he hablado de ciertos títulos he conseguido que se animen a coger alguno que otro y, sé que muchos no lo hacen por falta de tiempo, pero la verdad es que me siento muy orgullosa cuando consigo transmitirles esa pasión por la lectura. Por ello, he comprendido tan bien la postura de Ana, pues sentí mucha empatía con ella tanto por transmitir ese amor por la lectura como de tener la oportunidad de poder hablar distendidamente de libros con otras personas.

Una de las cualidades más relevantes de este libro son las recomendaciones literarias que aparecen. Por un lado, me ha llamado la atención las novelas que se mencionan porque son bastante conocidas pero, sobre todo, porque son recomendaciones para personas que no les gusta leer. Títulos como El Principito, El caballero de la armadura oxidada, El Alquimista, Juan Salvador Gaviota o Sidharta. Algunos he tenido la oportunidad de leerlos y otros son eternos pendientes. Además, también me resultó curioso que la autora en los créditos agradeciera a Francesc Miralles por ayudarla a elegir estos libros que, en mi opinión, considero que son adecuados para engancharse a la lectura por ser cortitos, reflexivos y que efectivamente pueden entusiasmar a una persona que no le guste leer.

Narrado en tercera persona, El amor y la lectura es un libro de lectura rápida, sencilla y dinámica. No conocía la pluma de Silvia Tarragó y la verdad es que he quedado muy satisfecha por la sencillez y cotidianidad de la historia. Como aspecto negativo, destacaría el desenlace tan fulgurante, ya que me hubiera gustado una trama más elaborada y con más recomendaciones literarias.

En definitiva, El amor y la lectura es un relato ambientado en Sant Jordi que trata de emociones pero también sobre la pasión por la lectura y viene acompañado por una guía de recomendaciones literarias muy interesante.
La Estantería de Cho © 2014